Inmigración es una oportunidad

Emigración

¿Ves la inmigración como una oportunidad?

La inmigración es una oportunidad que, si la aprovechamos bien, nos puede servir para crecer de una forma personal y también profesional. Nos abre las puertas a aprender nuevos idiomas, descubrir distintas culturas y conocer diversas tradiciones. Sin embargo, a veces la inmigración puede convertirse en una experiencia compleja de vivir.

Existen múltiples motivos por los que nos hemos visto forzados a inmigrar. Puede ser por una iniciativa para tener mejores oportunidades, por la necesidad de conocer otros lugares o simplemente para mejorar nuestra calidad de vida.

Se puede dar el caso de haber encontrado un buen trabajo en otro país o el dejar todo e irse sin mirar atrás por amor.

Como hemos dicho la inmigración depende de muchos factores. La persona que trabaja en otro país puede encontrarse con diversos problemas ocasionados por el choque cultural y la barrera del idioma. Esto puede provocar sentimientos de tristeza y frustración, y también se puede experimentar soledad al encontrarse solo en un nuevo país por la dificultad de establecer nuevas amistades.

Puede ocurrir que una persona lo deje todo para estar con su pareja para así iniciar o continuar una vida juntos. La inmigración por amor hace que la persona afectada tenga que hacer frente a otro tipo de dificultades, como por ejemplo, aprender un nuevo idioma y buscar trabajo. Es posible que se enfrente a sentimientos de soledad y pueda llegar a sentirse perdida sin saber muy bien qué rumbo hay que seguir. En ocasiones se experimenta una pérdida de estatus e independencia.

El proceso migratorio es complejo y conlleva enfrentarse a diversos obstáculos que con las estrategias y herramientas necesarias se pueden superar. Vuelve a ver la migración como una oportunidad de crecimiento personal.